También conocida como la catedral de Nuestra Señora de la Expectación, es uno de los edificios más bellos de cantera rosa, que se alzan sobre la Plaza de Armas de la ciudad de San Luis Potosí.

Su exploración inicia por la fachada, decorada con elementos distintivos del barroco, como las columnas salomónicas y los nichos que albergan a los apóstoles, labrados en mármol blanco. El remate está indicado por la escultura en cantera de la Virgen. Le siguen sus torres, construidas en épocas y materiales diferentes: una es de mampostería y la otra de cantera.

Al interior, la catedral es un tesoro escultórico y pictórico, creado por los italianos Claudio Molina y José Guiuseppe Compiani, los mexicanos José de Paez y los hermanos Rodríguez Juárez, quienes conformaron el grupo de los grandes pintores del arte novohispano.

Es importante mencionar el órgano de viento y la sillería del coro, labrados en maderas preciosas. Si miras hacia el altar principal, encontrarás la escultura de San Sebastián, una réplica de la existente en las catacumbas de San Sebastián, Roma, cuyo autor es Antonio Giorgetti, discípulo de Lorenzo Bernini.

La Catedral Metropolitana de San Luis Potosí está declarada monumento nacional y es la única en el mundo que tiene 24 apóstoles en su construcción, 12 de piedra y el resto en mármol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

You may also like